Las acciones hasta ahora implementadas han sido insuficientes ante la constante presencia de feminicidios, se requiere determinación clara y urgente en el tema.

Hermosillo, Sonora. 11 de julio del 2017

Ante la urgencia de frenar los feminicidios en Ciudad Obregón, las autoridades de los tres niveles de gobierno deben reevaluar la necesidad de implementar seriamente las medidas que establece la Alerta de Género estipulada en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV), externó la Secretaría de la Promoción Política de la Mujer en Sonora.

Madeleine Bonnafoux Alcaraz, subrayó que las organizaciones de la sociedad civil y agrupaciones que promueven una vida libre de violencia contra la mujer han sido muy claras en la urgencia de implementar las medidas integrales y de protección fundamentadas en una declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM).

De acuerdo con la legislación señalada en la materia, en su Artículo 21, cataloga la Violencia Feminicida: como la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.

“Es importante que cerremos filas y que logremos en nuestra entidad una verdadera sororidad que sea considerada y respetada más allá de colores partidistas o intereses políticos para que verdaderamente logremos evitar que mujeres y niñas sigan siendo parte de las estadísticas delictivas”, enfatizó Madeleinne Bonnafoux.

Así mismo, consideró, establecer una Declaratoria de Violencia de Género en Cajeme, implica poner en marcha un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida, “no desdeñamos las acciones que se han realizado, pero definitivamente no han sido suficientes, algo está fallando en Cajeme porque los feminicidios se siguen sucediendo lamentablemente”.

“Consideramos que municipios donde la ola de violencia”, precisó, “Ha rebasado la actuación de las autoridades de los tres niveles de gobierno, con un impacto lamentablemente negativo para las mujeres, sí es urgente que se aplique la ley y los protocolos para garantizar la seguridad de las mismas”.

“Nos preocupa”, añadió, “Que, en este trabajo de protección a las mujeres, se subestime la declaratoria de una Alerta de Género pues es la máxima herramienta para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia cuando las condiciones han rebasado los esfuerzos por garantizar la tranquilidad en un municipio”.

De acuerdo con el Observatorio Nacional del Feminicidio, Sonora ha registrado hasta el 10 de julio de este 2017, 34 feminicidios en el estado, de ellos 18 en Cajeme en tanto que, hasta la fecha, continúa en análisis la emisión de la Declaratoria de Alerta de Género por parte de la Secretaría de Gobernación que vendría a implementar una serie de acciones y medidas integrales tendientes a prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres:

ARTÍCULO 23 de la LGAMVLV. – La alerta de violencia de género contra las mujeres tendrá como objetivo fundamental garantizar la seguridad de las mismas, el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos, por lo que se deberá;

I.- Establecer un grupo interinstitucional y multidisciplinario con perspectiva de género que dé el seguimiento respectivo;

II.- Implementar las acciones preventivas, de seguridad y justicia, para enfrentar y abatir la violencia feminicida;

III.- Elaborar reportes especiales sobre la zona y el comportamiento de los indicadores de la violencia contra las mujeres;

IV.- Asignar los recursos presupuestales necesarios para hacer frente a la contingencia de alerta de violencia de género contra las mujeres, y

V.- Hacer del conocimiento público el motivo de la alerta de violencia de género contra las mujeres, y la zona territorial que abarcan las medidas a implementar.