En Sonora podemos concluir que de utopías, promesas y buenas intenciones no vive ni México ni los mexicanos. #SonoraTieneOtrosDatos